Por Silvia Calciolari

Emoción. Ese fue el espíritu de la Jornada Diocesana de Jóvenes (JDJ) que se celebró el pasado sábado (8), que reunió a cientos de jóvenes en una marcha por las calles de la pequeña Pérola, ciudad de 11.000 habitantes de la província de Paraná. Por la mañana y por la tarde se realizaron charlas de motivación que tenían como tema la Campaña de la Fraternidad 2017, “los biomas y la justicia climática”, y la Encíclica Laudato Si’, con énfasis en el cambio climático y sus impactos.

“Fue increíble la participación e implicación de la juventud. Todos muy emocionados de participar en la Vigilia Climático por la Creación y los Refugiados Climáticos”, dijo Reginaldo Urbano Argentino, coordinador de Desinversión de 350.org Brasil y presidente de Cáritas Paraná.

350.org organiza entre el 5 y el 13 de mayo la Movilización Global por la Desinversión. El objetivo es advertir la gente y los líderes mundiales acerca de los efectos devastadores del cambio climático y la urgente necesidad de romper con la industria de los combustibles fósiles. La Diócesis de Umuarama, en Brasil, programó para el 6 de mayo la Gran Vigilia Climática por la Creación y los Refugiados Climáticos. Se estima que la vigilia reunirá miles de fieles en la oración por las personas afectadas por el cambio climático en América Latina y en todo el mundo.

Destacando la importancia de la causa ambiental y poniendo en el centro del debate público la preocupación por la “Casa Común”, la encíclica Laudato Si’, lanzada por Papa Francisco en junio de 2015 pone luz sobre un problema que afecta a todos los seres vivos. “A partir de una visión global de lo que debería ser la ‘Ecología’, varios grupos e individuos se han unido para combatir los combustibles fósiles, los principales emisores de gases de efecto invernadero”, dijo Reginaldo.

 

Conciencia

De acuerdo con Frei Bernardo Luz, secretario del Sector Juvenil de la Diócesis de Umuarama, los jóvenes saben que el cambio climático es una realidad. Sin embargo, muchos todavía no son conscientes de la forma en que ya están siendo afectados.

“Muchos de ellos viven en zonas rurales y son hijos de pequeños agricultores. Los impactos del cambio climático tienen mucha relación con las actividades en la agricultura, que están siendo afectadas por los cambios en los patrones de lluvia, que por su vez tiene efectos en la germinación de semillas y en el crecimiento de la comida”, ejemplificó.

El exceso de calor en esa región el pasado verano también es un parámetro para mostrar que el cambio climático debe ser contenido. “Muchos sintieron que el tiempo para el cambio es urgente y la lucha contra los combustibles fósiles es la única alternativa para evitar los cambios más radicales en el clima y garantizar la protección de la Creación”, enfatiza el hermano Bernardo.

La Marcha Juvenil fué una de las muchas iniciativas que se llevarán a cabo bajo la Movilización Global por la Desinversión. Para obtener más información, visite el sitio y busque una acción cerca de tu ciudad.

Únete!

Regístrate para recibir actualizaciones de 350.org